Este es un blog PERSONAL y todos los puntos de vista y comentarios aquí vertidos son responsabilidad única y exclusiva de la persona que los expresa.
Los artículos pueden contener lenguaje fuerte y opiniones controversiales no aptos para algunas personas.
Si en algún momento piensa que podría ofenderse con el material o le molesta el mismo, haga click en el icono con una X en la esquina superior derecha de su navegador.

Gracias y disfrute la lectura



sábado, 4 de junio de 2011

Sueños guajiros


El pasado 8 de mayo di una vuelta por el centro de la ranchópolis, presencié la versión salmantina de la Marcha por la Paz, un festivalillo de danzas y bailes y un tianguis de libros. Aún no decido cuál estuvo peor.

De momento el que va a la cabeza es el tianguis ese.

Cada cierto tiempo las autoridades u otros organismos a nivel local lo instalan en el jardín principal frente a la Presidencia Municipal en un esfuerzo, he de reconocer, por quitarle lo ignorante a la mayoría de los que por ahí pasean ya que la existencia de lugares dedicados al ramo es poca.

Así es, en México hay pocas librerías, si, aún son pocas y muchas veces con escasa variedad en cuanto a material, lo que es un reflejo del interés que el mexicano tiene en el hábito de la lectura. Es una pena que la gente lea tan poco. El mexicano siempre quiere y busca mejorar su situación de vida, sin embargo, parece que ninguno está dispuesto a EDUCARSE y, con ello, mejorarse a si mismo para lograrlo.

Sección de Fantasía para adultos y estudiantes de bajo, ínfimo  nivel ¬¬

Tal parece que creen que es obligación del todopoderoso gobierno sacarlos del pozo de ignorancia en el que gustosamente están metidos hasta el culo o que una pinchurrienta virgencita mágica les quitará lo bruto por que fueron a hacer el ridículo frente a un pedazo de tela.

Pues bien, en el mentado tianguis encontré pocos autores o títulos interesantes, la mayoría de los títulos eran basura inmunda. Cuadernos para colorear, material didáctico para escuincles de kinder, librillos de 30 hojas sobre temas magufos que tanto apendejan a la gente como horóscopos, OVNI's, magia, fantasmas, salud milagrosa, etc. Vaya, hasta la sección de fantasía rebozaba con libros sobre religión y otras formas de idiotizarse.



Los más populares siguen siendo los de supuesta autoayuda como la mierda de Carlos Cuahutémoc Sánchez, las fumadas de Deepak Chopra, los cotorreos de Og Mandino, las porquerías como El testamento maya, El mensaje maya, La mierda maya, El secreto maya, las estupideces de Jordi Pendejo Rosado, Alejandro Jodorowski, Paulo Coelho y mucha mierda más. Lo peor del caso es que la mayoría de las librerías o tianguis de este tipo son justamente así, una colección de basura en papel.

Cuando uno quiere libros buenos e interesantes, libros que realmente valgan la pena, tiene que viajar a ciudades importantes en donde podrá encontrar, a parte de una gran variedad de títulos, otro de los más grandes obstáculos para la lectura en este bananero país: Un precio elevadísimo.

Si, los libros son caros.

A la apatía del mexicano por leer le agregan un precio prohibitivo y listo, ni quien quiera siquiera tocar un libro. Ya en una ocasión nuestro payaso ex Presidente dijo que los libros eran artículos de lujo y hasta quería gravarlos con un impuesto especial.

En vez de andar escupiendo sandeces y exhibiendo su amor a la ignorancia, me gustaría ver que el gobierno fomente el hábito de la lectura, pero en serio. Que la promesa de educación pase a la acción efectiva y una excelente forma sería facilitando y no obstaculizando los medios para la adquisición de material de lectura.

¿Dos libros y medio al año? Dudo que la estadística siquiera llegue a uno.





LEAN ALGO BUENO CARAJO
¬¬



1 comentario:

Pequeña Saltamontes dijo...

No sé mucho del tema, pero creo que la SEP tiene tratos con algunas editoriales para publicar títulos bajo el sello de "Libros del rincón".

Más info aquí.

De hecho, "El signo del gato" (¿ya fuiste por él?) de Ray Bradbury, "Pesadilla a 20,000 pies" de Richard Matheson y "Dos crímenes" de Jorge Ibargüengoitia son de la serie "Espejo de Urania" (parte de los Libros del Rincón), aquí puedes consultar el catálogo.

Esos libros son de distribución gratuita (aunque no faltan los corruptos o corruptas que los venden y/o compran, cof, cof), aunque sabe si realmente cada escuela del país cuente con ellos y si realmente los lean.

Digo, la intención de fomentar la lectura facilitando la adquisición de material (y de calidad, me atrevería a decir) para tal fin parece haberla, habría que ver dónde está la falla.