Este es un blog PERSONAL y todos los puntos de vista y comentarios aquí vertidos son responsabilidad única y exclusiva de la persona que los expresa.
Los artículos pueden contener lenguaje fuerte y opiniones controversiales no aptos para algunas personas.
Si en algún momento piensa que podría ofenderse con el material o le molesta el mismo, haga click en el icono con una X en la esquina superior derecha de su navegador.

Gracias y disfrute la lectura



domingo, 10 de julio de 2011

Se cierra un capítulo en la historia de la conquista espacial




Este viernes, el transbordador espacial Atlantis realizará su último aterrizaje.

Durante 30 años el mundo, bueno no todos, pudimos sentir la emoción de ver como el ser humano era propulsado fuera de este planeta a bordo de estos complejos aparatos. Más de 100 misiones entre cinco vehículos (Columbia, Challenger, Atlantis, Endevour y Discovery) llevaron materiales y equipo para experimentar y avanzar en la exploración del Universo.

El telescopio espacial Hubble y la Estación Espacial Internacional son dos de los grandes logros técnicos y científicos que pudieron llevarse a cabo gracias al servicio que brindaron estos vehículos.

A menudo, el programa enfrentó retos desde distintos frentes, algunos muy trágicos.

Si, hubo accidentes que costaron vidas humanas, pero una empresa tan grande está expuesta a todo tipo de riesgos y en ocasiones el precio es demasiado alto. Esas personas, conociendo los peligros, asumieron su rol, tomaron su decisión y siempre se les recordará.

En mi opinión, el problema más grave que enfrenta la NASA y que, es el que pone fin a esta etapa, es el alto costo económico que se requiere para seguir funcionando. Una lástima que la Ciencia sea la primera en sufrir cuando hay recortes de presupuesto y la última que se toma en cuenta al distribuir los millones.

La humanidad debería de ver hacia un futuro, uno lejano pero inevitable, en el que nuestra especie como tal desaparecerá sino logramos salir de este lugar.

¿Sombrío? Si, ¿Locura? No

Nuestro futuro como especie está fuera de este planeta, allá, en esas estrellas tan lejanas hay un lugar que, tal vez, nuestros descendientes podrán llamar hogar. Y si hay un deseo de cumpleaños que quisiera ver cumplido, es el ver al ser humano poner un pie en un planeta distinto de este.






Sea Marte o cualquier otro.
La humanidad lo agradecerá



No hay comentarios: